7.12.11

Ya no me vale que me digan "nunca digas nunca", hoy estoy más segura que nunca, pienso decirlo siempre que lo necesite, llevo toda mi vida haciendo lo que me dicen, llevo toda la vida con la esperanza como mi guía, ella era la que me señalaba las direcciones que debía seguir, la que me ayudaba a salir adelante cuando todo me cortaba el paso, ella estuvo siempre levantándome la cabeza cuando no era capaz de ponerme en pié.
Siempre soy yo la que ánima a todos, la que dice que llorar no vale la pena, la que piensa que cuando algo malo sucede, es señal de que viene algo bueno detrás, la que consideraba que la vida solo estaba echa para divertirse, la que decía a sus amigos que vivíeran la vida, apesar de lo que digan, por que no dura para siempre.
Pero poco a poco, los pensamientos de una persona van cambiando, para bien o para mal, los mios no han cambiado, pero eso no significa que me puedan engañar, yo sé, que nada es para siempre, y que NUNCA te funcionará el taparte los oídos para no escuchar lo que no quieres oír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

¿Que te parece mi blog?